Morella

Morella Patrimonio de la Humanidad

El arte rupestre del arco mediterráneo español mereció ser incluido en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en 1998 debido a su importancia, por aportar un testimonio único y excepcional de una tradición cultural y civilización ya desaparecida y origen de nuestra sociedad.

Su grado de protección, autenticidad y la integridad de las manifestaciones artísticas también son consideraciones esenciales para su declaración como Patrimonio Mundial.

Constituyen un conjunto de excepcional envergadura, en el que se muestra de forma vívida una etapa crucial del desarrollo del ser humano mediante representaciones pictográficas que, por su estilo y temática, son únicas en Europa en su género.

El área mediterránea de la península ibérica agrupa el mayor número de muestras de arte rupestre en toda Europa, y ofrece una imagen excepcional de la vida humana en un período inicial de la evolución cultural occidental.

Las cuevas de la provincia de Castellón son una muestra extraordinaria debido a su integración en el paisaje, al alto valor ecológico del frágil entorno y a factores de conservación, como la naturaleza de las cavidades que albergan las pinturas rupestres o las condiciones ambientales específicas.

Desde principios del s. xx, el descubrimiento y estudio de un arte desconocido hasta el momento, por parte de una comunidad científica pionera, puso en valor y legitimó el arte rupestre. La investigación nos ha ido revelando como los habitantes de estas cuevas hace miles de años fueron capaces de crear obras de arte excelentes y sofisticadas. Estamos ante las primeras muestras de arte europeo y además de una calidad excepcional.

El hallazgo. Esta historia inicia en 1917 cuando se empiezan a descubrir las pinturas en los abrigos de la Valltorta, y ya en 1924 fueron declaradas Monumento histórico – artístico con el ánimo de protegerlas.

Quien las pinta y porque. Son los grupos humanos, las sociedades tribales que habitaban el espacio físico del prelitoral mediterráneo y que muestran, por primera vez, el arte con el ser humano como protagonista y su relación con el entorno, con la vida, la caza, la religión y las relaciones sociales.

Donde se localizan y porque. Las pinturas se encuentran en cavidades naturales de la roca, escogidas por su posición estratégica y privilegiada, en zonas soleadas y con una amplia perspectiva del entorno, así como cerca de puntos de agua, lugar de encuentro con la caza, etc. La altitud varía entre los 300 y los 1000 metros y se pueden encontrar tanto en parajes de difícil acceso como en lugares de relieve suave.

El paisaje del entorno del Parc Cultural de la Valltorta. Es excepcional y lo era ya en la prehistoria. Los meandros del barranco proporcionaban agua abundante y vegetación para toda clase de fauna, y los abrigos y miradores era oteros de caza donde se desarrollaba todo el ritual de la observación, la persecución y la caza de estos animales. El clima favorece este ecosistema. La orientación de estas covachas y abrigos siempre busca el sol, en una orientación sur, sur-este.

Que es el arte rupestre levantino. Es el arte de los pueblos cazadores – recolectores que habita el mediterráneo español. Sus manifestaciones son grabados y pinturas realizadas con pigmentos naturales. A lo largo de todo el litoral mediterráneo, este Arte muestra una variedad de temática con escenas que van desde escenas de caza, hasta el muestrario de animales presentes en la época, mitos ideográficos, combates, escenas de la vida cotidiana, ritos funerarios y esbozos religiosos, o la figura femenina como deidad fértil y continuadora de la vida. Casi siempre con el hombre en muy diferentes posturas, adornos y actitudes como eje principal. Se adivina ya una sociedad de grupos estructurados.

Su significación. Sigue siendo motivo de estudio, aunque parece claro que se trata de lugares con un significado especial, lugares de culto o bien de enseñanza, enclaves sagrados por su ubicación, donde rendir culto, llevar a cabo ritos propiciatorios de la caza y lugares de reunión y comprensión de la memoria histórica de la comunidad. Las pinturas serían una biblioteca de conocimiento, un vehículo para expresar y transmitir sus conocimientos, su cultura y creencias.

Cronología. La temporalidad de estas representaciones artísticas se puede situar en el período comprendido entre el Epipaleolítico-Mesolítico, perdurando hasta la llegada de las culturas agrícolas. Es decir entre 8000 y 3500 años antes de Cristo.

Estamos contemplando más de 30.000 años de historia de un rico patrimonio, el más antiguo de la Comunidad Valenciana.